El café del puerto

Parecen muchos los barcos amarrados. Desde aquí, siempre se ven como amontonados. Cualquiera diría que están ahí para subirse y navegar, pero no, cuando llega el otoño muchos de ellos se quedan en puerto, olvidados. La humedad y la sal empieza a corroer toda la jarcia y sus cascos se agrietan. Y luego, en verano... Leer más →

Escucha

Un día escuché una historia a un joven. Comentaba en una de las tabernas del puerto, con un palillo entre dientes y un chato de vino en frente, sobre la barra, que su patrón era alguien de fiar. “No sé bien cómo decirle -decía, aunque yo creo que quería llamarle noble-. Es alguien mu normal,... Leer más →

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: