El regalo

Criarse en el seno de una familia de comerciantes tiene sus peculiaridades. Un negocio familiar se convierte en algo así como una nodriza que nutre al clan y, antes que cualquier cosa, es a ella a quien hay que cuidar. Alberto creció en una de esas familias dedicadas en cuerpo y alma al negocio, pero... Leer más →

Piedras al río

— ¿Y qué vas a hacer? —Alberto lanzaba chinas al río a lo loco, como si estuviera repartiendo cartas, sin levantar la cabeza y con las cejas contraídas.
— Pues no sé muy bien, la verdad. —aquellas piedrecitas caían a plomo, entre el rumor de la corriente. Al escuchar ...

Pájaros de la memoria

La oscuridad todavía deambula por el parque y las farolas vomitan chorros de luz que atraviesan la niebla. Mauro aparece como un punto que va creciendo bajo el portón. Sus pasos

Cuando vuelva a pescar

A veces suelo ir a pescar. Lo hago de allá para cuando y al volver a casa siempre me pregunto por qué no acudo más al río. Allí sentado, hipnotizado por...

Leche de pájaro de chocolate

Hundir mis dedos en la masa tibia de mis pasteles es embarcar en un viaje. Los sábados por la mañana se sumergen en la masa al ritmo que suceden las cosas tras el escaparate. Los paseos de la gente son lánguidos, los autos se deslizan sin premura y el chorro de luz es denso y... Leer más →

Leche de pájaro

Hundir mis dedos en la masa caliente de mis pasteles es embarcarme en un viaje. Hacerlo los sábados por la mañana es muy distinto a hacerlo durante un día de diario. Los días laborales la masa no se deja sentir porque todo corre cierta premura y la gente en la calle se apresura con una... Leer más →

El café del puerto

Parecen muchos los barcos amarrados. Desde aquí, siempre se ven como amontonados. Cualquiera diría que están ahí para subirse y navegar, pero no, cuando llega el otoño muchos de ellos se quedan en puerto, olvidados. La humedad y la sal empieza a corroer toda la jarcia y sus cascos se agrietan. Y luego, en verano... Leer más →

Escucha

Un día escuché una historia a un joven. Comentaba en una de las tabernas del puerto, con un palillo entre dientes y un chato de vino en frente, sobre la barra, que su patrón era alguien de fiar. “No sé bien cómo decirle -decía, aunque yo creo que quería llamarle noble-. Es alguien mu normal,... Leer más →

Reflejos

No quisiera extenderme demasiado en contar la manera en que Daniel logró enjuagar de sus pulmones una tristeza como petróleo derramado. Porque de hacerlo, a buen seguro que acabaría pringándome del lodazal que se respiraba en aquel hospital en que despertó. Pretendía ser blanco pero las penas abrumaban tan de cerca que las paredes parecían... Leer más →

Chin Pum de nata

RELATO Me gusta entrar a las pastelerías. Se huele tan bien que la memoria se desliza como el hielo y le lleva a uno a donde menos imagina. Disfruto viendo a los pasteleros provistos de esos brazos como batidoras embadurnadas de harina. Ayer entré en una de las de la calle Cornisa. Pasear por esa... Leer más →

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: