José Luis Serrano

Entrevista; publicación de «La cuarta semilla»

Entrevista; publicación "La cuata semilla"

¿Qué relación podría guardar una semilla con una madre? Al día siguiente de la entrevista que el mismo Roger Domingo (editor de Grupo Planeta) me realizó con motivo de la reciente publicación de la novela «La cuarta semilla» caigo en esta coincidencia. Que un acto como este tenga lugar en pleno día de la madre tiene para mí un gran significado. Porque tanto una semilla como una madre son capaces de germinar vida si se dan las circunstancias. En realidad la madre ya originó vida y la semilla es maternidad en potencia.

Una de las preguntas de Roger fue: ¿Cuál fue la semilla de «La cuarta semilla»? Parece «metaliteratura». La causa que originó esta historia fue sin duda la experiencia vivida. Esto es lo que provocó en mí las ganas de contarlo. Sin embargo, cuando uno termina la novela, se da cuenta de que solo tiene una parte del diálogo con el público. Es hora entonces de divulgar esas palabras para que alcancen al lector y haga suya la historia. Es entonces cuando ya no habrá una historia sino una por cada lector. Es en ese momento cuando la semilla de la historia genera vida y alcanza la maternidad. Porque para que exista una madre, también debe existir un hijo. Y para que la literatura cobre vida, debe existir un lector, no solo un libro. Esa es la razón de ser del video que o dejo en esta entrada.

Se trata de una entrevista deliciosamente planteada por alguien tan experimentado como Roger Domingo, a quien agradezco enormemente su tiempo y su disposición para visitar la ciudad de Toledo y hablar de la novela en cuestión. Él conoce a la perfección todos los intríngulis del sector editorial y sabe qué proyecto literario tiene esas trazas que lo pueden convertir en éxito. Es capaz de apreciar en un autor hasta dónde puede dar de sí su pluma. Y por tanto, a su lado solo se puede aprender. Por eso le agradezco su compañía. Esta novela ha sido fruto de un método que el propio Roger pone a disposición de numerosos autores con niveles de éxito incuestionables y yo me alegro enormemente de haber seguido sus indicaciones.

La parte técnica corrió a cargo de una persona capaz de estar en todos los detalles posibles mientras parece que su profesión es demasiado fácil. Uno no percibe ninguna amenaza, ni problema alguno y se olvida totalmente de los aparatos para centrarse en lo que le preocupa. Ha sido cuando he podido visualizar el documento cuando me he dado cuenta de la altísima calidad de su trabajo y del mérito que tiene alguien como Irene Arnanz al manejar multitud de detalles e incertidumbres para terminar dando vida al video que siempre he querido tener. Y es este precisamente el propósito de «Memoria Viva Films», crear documentos capaces de quedar grabados en el corazón de las personas de por vida.

Y del lugar, solo decir que es muy especial. Es uno de esos sitios que te conquistan desde que pones un pie en él. Las personas, el lugar y la historia de «La cuarta semilla» conforman ese gran regalo que uno no espera nunca tener.

Os dejo con la entrevista. Espero que la disfrutéis.

Ir a la barra de herramientas