Líneas

Hay veces que pienso que el camino de uno está ya escrito en alguna parte; que por mucho que improvise no desdibujaré la línea de mi vida, impresa en algún lugar. Entonces le entran ganas a uno de hacer una especie de regate y virar el rumbo en sentido opuesto, más que nada por un sentimiento de cierta rebeldía. Después pienso que incluso ese regate está previsto también en esa línea de vida impresa.

Hay temporadas en las que uno se afana por tener todo planificado y seguir el guion previsto hasta alcanzar ese objetivo imaginario. Y otras en las que la brújula interior se “desnorta” y decides caminar a pasos cortos hasta conseguir de nuevo el rastro de alguna motivación nueva.

Después de todo este proceso, llego a la conclusión de que lo único que está en nuestras manos es intentar que el trazo de esa línea esté repleta de vida, como el surco de una huerta donde crecen las matas cuajadas de frutos.

Me suscita mucha curiosidad conocer el punto donde esas líneas, la real y la presuntamente escrita, terminen cruzándose. Luego, de forma simple, surgirán todas esas respuestas que algún día pensamos que eran imposibles de conocer.

La foto es de un tramo Del Río Tajo, por Toledo.

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: