Anuncios

Balas de Libertad

Los paseos por la finca son un bálsamo a cualquier hora. Al caer la tarde, el campo transpira fragancias que quedan embalsadas en el valle, cobijadas bajo el velo que trata de arrancar el sol. El valle queda anegado por esa paz de última hora, silbada por bandadas de grullas y patos. Sin embargo, aquellos vapores no fueron suficientes para soliviantar el ánimo de Eduardo, que había quedado molesto tras la conversación con Lidia. 

#LaCuartaSemilla

Anuncios

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: