Icono del sitio José Luis Serrano

Conversaciones en Carmelitas con José María Gil Robles

Don José María Gil Robles cuenta con ocho décadas de sabiduría y tiene una cabeza prodigiosa, capaz de mantener una conversación lúcida y dotada de la perspectiva que le otorga su experiencia y la de su casa, no en vano mamó la política desde crío.

En unos momentos como los que vivimos en España, que podríamos calificar desde fascinantes hasta preocupantes según quién y cuándo, don Jose María Gil Robles nos ha aportado su punto de vista sereno, capaz de desgranar el debate y quedarse con la esencia, lo verdaderamente relevante de una situación un tanto esquizofrénica.

Don José María te mira de frente, con una sonrisa suave y unos ojos acotados por los rasgos de la edad y la experiencia. Sereno y en silencio te escucha hasta el final de tu planteamiento y, no contento con eso, demanda más preguntas (hasta cuatro) para responderlas luego de carril. Cuando responde se dirige a quien preguntó, sin gestos grandilocuentes ni aspavientos, sino sutilmente, manteniendo su sonrisa y moviendo solo su mirada, lentamente. Rememora cada detalle de cada pregunta y los matiza con humor, sarcasmo y relativizando las dudas propias de la inexperiencia.

Pero en esencia, lo nuclear, el valor más interiorizado por don José María, es el diálogo y el profundo rechazo a la violencia. Siempre el diálogo para construir; Normal, el diálogo es el terreno preferido de los inteligentes y este lo es, vaya si lo es.

En definitiva, otro éxito de nuestras «Conversaciones en Carmelitas con..», que mis amigos propagandistas de la ACdP están impulsando y con ellas todos los valores que las empapan.

Enhorabuena a Marisa Moreno por ese liderazgo tan carismático.

Gracias por estar.

Ir a la barra de herramientas